Imagen que muestra el símbolo del infinito. Ilustración del tema Qué relación existe entre pensamiento y emoción

Qué relación existe entre pensamiento y emoción

Cada vez que tenemos un pensamiento, en el cerebro se produce una reacción bioquímica que sigue una ruta por el resto del cuerpo generando a su paso una serie de respuestas tanto físicas como psicológicas; respuestas a las cuales llamamos emociones. Entonces, ¿Qué relación existe entre pensamiento y emoción?

Asimismo, ¿Cuál es su finalidad? y ¿En qué nos beneficia conocer acerca de aquella relación?

La explicación sobre la relación que existe entre pensamiento y emoción; así como, las respuestas a aquellas otras interrogantes las podemos hallar con la ayuda de la bioquímica del cuerpo.

Circuito bidireccional: ¿Qué relación existe entre pensamiento y emoción?

Imagen que muestra el símbolo del infinito. Ilustración del tema Qué relación existe entre pensamiento y emoción

En términos generales, el pensamiento que aparece en el cerebro promueve la liberación de sustancias químicas mensajeras; y según sea el caso, es decir la calidad del pensamiento, estas sustancias se van a encargar de actuar de una u otra manera sobre las células del cuerpo. El motivo es muy sencillo, esto ocurre para alinear el estado corporal con el estado mental.

El cuerpo, una vez que ha reaccionado (emociones) alineándose con el pensamiento, rápidamente envía un mensaje de confirmación al cerebro para avisar que ya está sintiendo lo que el cerebro está pensando. De este modo se reafirma el estado mental que inició todo.

En consecuencia, pensamiento y emoción están conectados y en continua retroalimentación para que los estados corporal y mental «vayan en la misma frecuencia».

Constructo que rige el estado mental y corporal: El pensamiento

Los pensamientos son aquellos que rigen ambos estados, el corporal y el mental; y las emociones son las respuestas físicas y psicológicas ligadas a dichos pensamientos. Sin embargo, ¿Qué pasaría si por ejemplo no cuidamos la calidad de nuestros pensamientos dejando que estos tomen un curso negativo?

Pues, si ese es el escenario, la bioquímica de nuestro cuerpo seguirá una ruta equivocada y nos debilitará en forma progresiva, poco a poco; incluso llegando a dañar nuestro sistema de defensa.

Esto último es muy peligroso, porque nos deja vulnerables a desarrollar problemas de salud, ya sea que continuamente reaparezcan  o que se agraven con el tiempo.

Ruta bioquímica desencadenada por los pensamientos negativos.

Los pensamientos negativos pueden ser automáticos, distorsionados, rígidos, limitantes, desadaptativos, críticos o pesimistas. Asimismo, estos pensamientos siempre siguen la siguiente ruta, en la cual también participan las emociones:

Pensamiento negativo → Produce un estado emocional negativo → Altera la bioquímica del cuerpo → Produce sustancias dañinas (toxinas) → Debilita al cuerpo, disminuye su rendimiento y lo deja vulnerable → Genera un MAL – ESTAR.

En conclusión

  1. La relación que existe entre pensamiento y emoción es directa y continua, dentro de un circuito que actúa y se retroalimenta en forma permanente.
  2. La finalidad de la estrecha relación pensamiento y emoción es mantener alineado el estado corporal con el estado mental. Dicho en otras palabras, que el cuerpo sienta lo que el cerebro está pensando.
  3. Conocer acerca de la relación que existe entre pensamiento y emoción nos da mayor claridad sobre que ocurre en nuestro interior cuando los pensamientos que albergamos en la mente son mayormente negativos. De igual manera, saber esto nos invita a imaginar que beneficios podemos obtener si cultivamos pensamientos positivos; y a partir de ello, tomar decisiones.

Ahora es tu turno

¿Crees que cultivar el hábito de construir pensamientos positivos te brindaría algún beneficio? Nos encantará conocer tu opinión. Por supuesto, si así lo deseas, puedes revisar el artículo Cómo desarrollar el hábito de pensamiento saludable.

Otros artículos que podrían ser de tu interés – Recomendado

Para qué la química de la vida.

Binomio mente – cuerpo.

Sobre envejecimiento activo: Diálogo II ¿Cuán importante son los pensamientos?

Saludos cordiales.

Buen vivir es vivir saludable
Muchas gracias,


Curiosidades

En el cuerpo:

¹Las sustancias químicas mensajeras que se liberan tras el pensamiento pueden ser neurotransmisores, neuromoduladores y/u hormonas.

²Estas sustancias químicas mensajeras forman parte de una red altamente especializada, conocida como red neuro inmune endocrino emocional. A través de ese medio, aquellas sustancias actúan sobre las células del cuerpo.

³La red neuro inmune endocrino emocional está constituida por los sistemas neurológico, inmunológico y endocrino; sin dejar de lado, al componente emocional.


Una verdad que quizás no conocías acerca de las emociones

Se solía creer que las emociones solo actuaban a nivel psicológico en la persona. Sin embargo, se ha comprobado que también actúan en la parte física. ¿Cómo así?

Esto se debe a que los centros de operaciones de las emociones (expresión para fines de explicación) se hallan en las siguientes partes del cuerpo: el sistema límbico del cerebro, la médula espinal, las células adiposas, el aparato digestivo y el sistema de defensa.

Por eso se dice que las emociones son respuestas físicas y psicológicas que se dan en el cuerpo.


✯Si te gustó la lectura así como el trabajo que venimos realizando, por favor, comenta en la casilla de comentarios y/o comparte en tus redes sociales. Con tu apoyo podremos llegar a más personas.

Reconocimiento.- Los recursos gráficos empleados en esta lectura han sido descargados de Freepik.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia; así como, nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para más información, puedes consultar nuestra Política de cookies.    Configurar y más información
Privacidad