Un grupo de jóvenes conversando. Hablar de manera positiva: ¿Cuál es su importancia?, tema 9 de Somos EPA

Hablar de manera positiva: ¿Cuál es su importancia?

Durante el día hablamos con nosotros mismos a través de nuestro diálogo interno, como también hablamos con quienes vivimos y demás personas con quienes nos relacionamos.  Entonces, se podría concluir que dedicamos varias horas a la acción de hablar. Sin embargo, al momento de expresar lo que pensamos y sentimos, muchas veces nos alejamos de un «hablar de manera positiva»; por ejemplo cuando decimos no debí hacer eso o no te olvides de

Aunque, hablar de manera positiva incluye más recursos que solo evitar emplear la palabra «no», pues existen ocasiones en que el «no» es necesario para transmitir nuestra negación ante algo. Por ejemplo: ¿Gustas un cigarrillo?… No, gracias.

Por lo que, hablar de manera positiva consiste en «Decir lo que pensamos y sentimos eligiendo hacer uso de expresiones que den apertura e inviten al diálogo, la reflexión, los cambios positivos en la conducta y la sana convivencia».

En esta novena fecha de Somos EPA, con el apoyo de nuestras excelentes amigas, Raquel y Zoe, vamos a realizar la simulación de un comentario donde primero esté primando el modo de hablar orientado hacia lo negativo, para luego tener la oportunidad de modificarlo hacia una manera de hablar positiva.

¡Aquí vamos!

Hablar de manera positiva

Primera versión

Manera de hablar orientada hacia lo negativo

Raquel: Hola Zoe, ¿Cómo estás? ¿Qué tal tu día?

Zoe: Hola Raquel, no sabes lo que me pasó hoy y lo peor es que el día aún no termina. ¡Fue terrible! En la mañana, antes de salir de casa, le insistí a mi prima que no se olvidara de pagar el servicio de internet. Y como es una irresponsable, justo, se olvidó. El colmo de males hubiese sido que nos cortasen el servicio, aunque voy a tener que pagar mora. Pero eso no fue todo, ¡Nooo!, en la oficina, Juan no tuvo mejor idea que realizar una reunión, o sea, a quién se le ocurre en plena quincena. Una hora desperdiciada porque ni siquiera hizo su agenda de temas a tratar. Por supuesto que yo no me quedé callada y le dije: Debes ser más considerado con los demás, Juan; no todos tenemos tu tiempo. Él se molestó y yo también me molesté por su reacción.

Segunda versión

Manera de hablar positiva

Raquel: Hola Zoe, ¿Cómo estás? ¿Qué tal tu día?

Zoe: Hola Raquel, mi día estuvo bien aunque con algunos contratiempos. Le había dejado a mi prima el encargo de pagar el servicio de internet, pero no logró cancelarlo. A pesar que me va a tocar pagar la mora, lo importante es que el internet no se ha visto afectado. Más tarde conversaré con ella acerca de lo ocurrido, pues no puedo sacar conclusiones sin antes escucharla. Por otra parte, en la oficina, Juan nos citó a una reunión de último minuto; y como nos encontramos en plena quincena consideré apropiado expresarle mi opinión, por eso le dije: Juan, celebro tu iniciativa de realizar reuniones de trabajo; siendo, en mi parecer, más provechosas si se llevan a cabo en fechas de menor demanda de actividades. Él me agradeció el aporte y procuró no extenderse mucho. Finalmente, la reunión terminó en menos de 20 minutos.

¿Has notado alguna diferencia entre la primera y segunda versión del comentario simulado? Te invitamos a dejar tus apreciaciones en la casilla de comentarios.

Ciertamente, podemos entrenarnos día a día prestando atención a cómo hablamos, e incluso a la carga emocional que tienen las palabras que decimos; para así brindarnos la oportunidad de hacer giros hacia lo positivo. Por ejemplo:

  • No puedo. (Quizás reemplazarlo por) Lo intentaré.
  • No te olvides… (Quizás reemplazarlo por) Por favor, recuerda…
  • ¡Fue horrible! (Quizás reemplazarlo por) Tuve algunos contratiempos.
  • ¡Tenías que ser tú! (Quizás reemplazarlo por) Nos podemos equivocar, suele ocurrir, ¿De qué modo crees que se pueda solucionar?

Entonces, teniendo en cuenta que las palabras habladas son la expresión oral de nuestros pensamientos, y que a través de ellas exteriorizamos como se halla nuestro estado interno; ¿Cuál es la importancia de hablar de manera positiva?

Importancia de hablar de manera positiva

Pues bien, su importancia se respalda en los beneficios que nos otorga esta acción; ya que al hablar de manera positiva nos estamos permitiendo:

  1. Fortalecer el hábito de pensamiento saludable (modo positivo – constructivo) y, por ende, mantener un estado de bien – estar físico y psicoemocional. Si deseas profundizar en este tema, te invitamos a revisar el artículo Cómo desarrollar el hábito de pensamiento saludable.
  2. Mantener un sano diálogo interno.
  3. Cultivar entornos de sana convivencia social.

En base a lo manifestado en la presente lectura, ¿Te animas a elegir hablar de manera positiva? Recuerda que un muy buen momento para iniciar es el ahora.

Acabas de leer el artículo Hablar de manera positiva: ¿Cuál es su importancia?

Artículo anterior.- Adaptabilidad: La capacidad de abrazar el cambio.

Siguiente artículo.- Qué es la procrastinación: Ejemplos.

Saludos cordiales.

Somos emoción, pensamiento y acción, el poder está dentro de ti/ Buen vivir es vivir saludable
Muchas gracias,


✯Si te gustó la lectura así como el trabajo que venimos realizando, por favor, comenta en la casilla de comentarios y/o comparte en tus redes sociales. Con tu apoyo podremos llegar a más personas.

Reconocimiento.- El recurso gráfico empleado en la portada de la lectura ha sido descargado de Freepik.

1 comentario en “Hablar de manera positiva: ¿Cuál es su importancia?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia; así como, nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para más información, puedes consultar nuestra Política de cookies.    Configurar y más información
Privacidad